Acercan sus orillas ...

Mostrando entradas con la etiqueta Sueños. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sueños. Mostrar todas las entradas

jueves, 24 de marzo de 2016

La caricia del viento

Escuchando:

     Lanza tus sueños al espacio 
como una cometa
 y no sabes  lo que te devolverán:
 una nueva vida, un nuevo amigo,
 un nuevo amor, un nuevo país.
Anaïs Nin
                                      Vuelo de cometas
que se elevan ligeras
a espacios infinitos
buscando la caricia del viento

                       Una cometa en el desván del olvido,
   el sueño de un niño que hace cosquillas al tiempo
     ahora cubierta de polvo inerte
       sin viento que la abra para dejarse llevar
         junto a ella una madeja de alambre enmarañado
             tantos nudos, enredados, entrelazados.
      Un día subió al desván; le dio lastima 
 el verla tan arrugada y suavemente  
la fue liberando de aquella capa de polvo, 
desenmarañando aquella madeja
 con sumo cuidado.
     
Pensó en abandonarla en más de una ocasión.
 La  fatiga, la inseguridad de que fuera útil, 
le decía que la dejara donde estaba ;
claro que el sabia que ella guardaba entre sus alas recuerdos de historias imperecederas y que al abrirla resucitaría momentos felices e inocentes.
  Quiso encontrar momentos felices,
que ahora se han ido; 
recorrer espacios abiertos 
por caminos de vientos etéreos,
 sufrir la risa estridente y también llorar,
inflarse con su respiración jadeante; 
pero cansada de buscar 
su felicidad y la sabia ráfaga del viento
 que la eleve alcanzando su espera.
          Lacia cometa en el espacio,
 esperando que la brisa del viento,
 la acaricie, suavemente, 
que la empuje lejos,
 cerca del aire fresco
 donde balancearse con gracia,
 en elegantes movimientos.
Y allí,
 moverse sinuosa
 con su serpenteante cola.
         En ese instante, 
el cielo azul se torna colorido,
 el sol se ilumina, 
deslumbra,
 se escuchan crujidos 
en vórtices envueltos de viento,
 en ese espacio infinito,
 donde esta destinada a habitar.
   Una sonrisa dibuja arrugas 
en la cara del anciano,
 la  mano se abre dejando, que ella, su amiga,
 fluya libre,acentúa su vuelo, 
 nada lo impide impulsado por la brisa 
y finalmente navega impulsada por la brisa,
 hasta que por fin, ella, acaricia el cielo.

MaRía

Feliz Semana Santa 
un abrazo muy cálido 
ah... y no dejéis de volar ...
...de soñar 

<

viernes, 11 de marzo de 2016

Una Historia Cualquiera

Suena: Someday [Celtic Woman]

               Hoy os dejo una historia de sueños, de fantasía y de amistad. Porque a pesar de todo , quien no cree en los sueños, quien no sabe esperar por aquel amigo que un día partió, sin esos anhelos , sin esos sueños, la vida, nuestra vida que sería : una hoja en blanco, un camino sin aromas, sin paisajes, un camino donde solamente se vaga sin rumbo hacia un destino final... nuestro destino.

       Como en todo cuento que se precie también hay una bruja mala, 
pero de esa hoy nos olvidamos, ¿vale?
       Muy buen fin de semana a todos 
besos y abrazos
María 
Pasa ante mí una mariposa
y, por primera vez en el Universo, observo
que las mariposas no tienen color ni movimiento,
como las flores no tienen perfume ni color.
El color es el color que hay en las alas de la mariposa,
en el movimiento de la mariposa es el movimiento el que se mueve.
El perfume es el perfume que hay en el perfume de la flor.
La mariposa es sólo mariposa
y la flor es sólo flor.
Fernando Pessoa



            De mundos diferentes, de bosques alejados, una noche se encontraron entre las ramas de un árbol caído. En sus dos poblados, se había corrido la voz de que aquel árbol cayó por culpa de los humanos. Aquellos seres que lo destrozan todo con su codicia y maldad, así que los dos decidieron ir a llorarle como era costumbre de su mágica raza.

            El hada lloraba porque no soportaba ver sus ramas rotas, el enorme tronco sobre el suelo dejando un hueco vacío junto a los demás árboles, que miraban a su compañero caído desde las alturas, llorando en silenciosas lágrimas. Y el duende, escuchando a aquel hada triste y delicada llorar, se acercó a ella poniendo su mano en su hombro y susurrándole al oído que no se preocupara, que del pequeño tronco que había quedado después de cortar el árbol, crecería otro similar, incluso puede que más grande.

           Aquello pareció consolar al hada, y de la mano, caminaron por el bosque admirando y contemplando la grandeza de sus árboles, volando hasta sus ramas para jugar con las ardillas y poder ver el atardecer desde lo más alto.

                Se dijeron el uno al otro que estarían ahí cuando se necesitaran, que seguirían viendo atardeceres  como aquel una y mil veces. Y así lo hicieron.

               Jugaban en el bosque, hablaban a diario a través de los mensajes que las luciérnagas les llevaban de uno a otro, se escribían cartas, que atadas a lomos de pequeños conejitos iban por los pueblos repartiendo el correo.

                 Una tarde, el hada le dijo al duende que le quería muchísimo, y el duende sonriendo, le dijo que el también. Pasaron las horas, pero aquella alegría se fue disipando. Se daban cuenta de que la distancia entre sus poblados era enorme, pero también se daban cuenta de que por mucho que necesitaran estar juntos, por mucho que se quisieran, algo no saldría bien. Así que cada uno, pensaba que lo mejor era que siguieran siendo amigos, que continuaran con aquellos juegos, aquellos paseos inofensivos que tanto le gustaban, pero ninguno  de  los dos lo dijo.

           Tenían miedo de perder algo tan bonito como su amistad.


              Pero el duende tuvo menos fuerza que el hada en su corazón, y poco a poco fue desapareciendo. Cada vez iba menos a visitar al hada a su trocito de bosque, ya no la escribía y esperar el correo se hizo para ella casi insoportable porque no entendía que podía haber hecho para que el se alejara de aquella manera.

        No le había pedido nada, y tampoco le había exigido aquello que parecía empezar a sentir, pero que supo parar a tiempo.

        Dice la historia, que el hada aún espera en su bosque que el algún día aparezca, a poner la mano sobre su hombro y a susurrarle al oído que al igual que aquel tronco volvió a crecer alto y fuerte, su amistad  volvía para quedarse tan fuerte como sus ganas de volver a encontrarse.



*Fotografías : Margarita Kareva
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
http://capricharm.wordpress.com/2009/06/11/una-historia-cualquiera/

miércoles, 6 de mayo de 2015

Anatomía de un sueño


Suena:
Love Teme - Cinema Paradise [Dulce Pontes & Ennio Morricone]
He sido un hombre que busca y aun lo sigo siendo,
 pero ya no busco en las estrellas y en los libros,
 sino en las enseñanzas de mi sangre.
 Hermann Hesse



Sólo quería un lazo,
un lazo perfecto
de batista fina
suave y colorido
como nuestros corazones
unidos en la fiebre del amor.
Un bello y hermoso lazo,
de puntas elegantes,
alegres, simétricas,
tan ligero y delicado como
el aleteo de un colibrí.
La desnudez plena y clamorosa
del dulce lazo salpicado de sensualidad,
un lazo que nos ciñese eternamente a los dos
en una sucesión de besos y fructíferos abrazos,
espíritu y materia.
Quería para nosotros, tan solo
la fresca libertad de un lazo al viento.
Un lazo impregnado con el olor a sal
empapada en nuestra propia piel
y la promesa de alcanzar la eternidad
juntos tu y yo.
No quería una visión de bastos adivales
forzando la unión de nuestros yos
no buscaba esa sensación de dolor
cuando un cuerpo inerte sostiene al otro
balanceandose en el abismo
en la oscura agonía del desencuentro
de tus ojos frente a los míos.
No quería gaviotas en tierra,
 presagio de tormentas,
ni grifos que ensombrecieran
de pesadillas sangrientas
mis noches de insomnio.
¡No quería sogas!, ¡Quería lazos!
Lazos preludio de vida de esperanza
atenuando el fardo de los días cenicientos.
Como quería atar este sueño
Solamente para abrazarte
MaRía

lunes, 6 de abril de 2015

[Mis] idas de Olla Ô cuando se me va la pinzA - 9

Suena 
Ryuichi Sakamoto : Amore 

¿Cómo se escriben los sueños?
sin que se desmoronen
 en la punta de la lengua
cuando se leen

¿Como se escriben los sueños?
Sin que se evaporen cuando se visualizan.
Las palabras son reales
¡Ah! los sueños nunca serán palabras.
Hay un antes y un después
o un durante .

¿Cómo se escriben los sueños?
El momento  que se enrosca 
como nube de azúcar 
 con los ojos cerrados,
lo saboreamos
en silencio. 
MaRía 

   Me preguntan cómo me volví loco. Así sucedió: Un día, mucho antes de que nacieran los dioses, desperté de un profundo sueño y descubrí que me habían robado todas mis máscaras.
Cómo me volví loco
Gibran Jalil Gibran

sábado, 26 de abril de 2014

Breves 4 - Soñar a contra viento

 Escuchando:
Arisa- Controvento
Yo estoy aquí 
para escuchar un sueño.
No hablaré si no lo necesitas.
Pero estaré 
porque así me siento a tu lado,
viajando a contraviento.
Arisa- A contra viento


La vida es una carrera contra el viento
pero si  tú sabes ser como una cometa
esa carrera puede ser
un vuelo mágico

MaRía 



domingo, 26 de enero de 2014

Dedicatoria[S] 2

Sueños

Escuchando: 
Ennio Morricone - Le vent, le cri

Soñé;
Esta noche soñé.
Soné que cuando paseaba por la calle
las personas me apoyaban
daban enhorabuenas,
no sé porque
pero lo hacían.

Soñé que no había envidias.
Soné que el mundo era un lugar cálido,
un lugar donde uno se sentía bien,
donde la gente apoyaba a toda la gente.

Soñé que eramos felices.


Esta vez quiero dedicarle este "sueño" a FG. Una buena amiga, una excelente persona, siempre pensando en positivo y con una alegría que contagia a todos los que tenemos la suerte de conocerla

Gracias FG.[Mis poemas], por hacerme soñar en cada relato, en cada poema, en cada palabra. 


miércoles, 6 de febrero de 2013

De rarezas, sueños y dedicatorias




          Llevo unos días especialmente rara, aquellos que me conocen saben que es una definición sobre mi personalidad que la llevo colgada en mi pensamiento; sí, soy rara.

          Y no hablo de manías que también las tengo como todo ser humano. ¿pero que es para mí la rareza? tal vez una escusa cuando tengo que hacer o decir algo. Una palabra donde me refugio en momentos en los que ni yo misma me entiendo.


           Podría decir que creo en algo, un algo que existe pero que tampoco sé como defiinirlo. Católica, apostólica y romana hace mucho tiempo que dejé de serlo. Siempre hay un punto de inflexión un momento donde las creencias que los padres te han inculcado se desvanecen: un colegio de monjas donde la dictadura era total, donde los mandamientos de la Ley de Dios, eran incumplidos por aquellos que nos  debían de predicar con el ejemplo:

- No mentirás.

¿Pero que coño? si ellas acusaban sin pruebas a quienes les daba la real gana¡

- Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

           Si a base de castigos injustificados, para salvas sus tristes almas encerradas en una patética oración.

           Y tantos detalles que he visto a lo largo de 14 años de convivencia con las santísimas monjas.

Pero ahí no acaba la historia.

           La iglesia con sus riquezas, los curas con sus mercedes, audis, o cualquier otra marca de lujo, pasan con descaro la bolsa de la limosna, reprochando a los feligreses que cada día dan menos. ¡Anda ya¿

           Como en todo gremio, hay excepciones y desde luego no quiero meter a todos en el mismo saco, pero... como decía F. Trillo

¡Manda Güevos¡

Y sí por eso soy rara, entre otras muchas cosas

Odio ir a médico ( Galeno , para los más cultos y/o puristas)

         Por eso estoy rara, ayer no me quedó más remedio que ir a visitarlo y hoy pienso en todo lo que me ha dicho:


- Tanto tú como yo, estamos en una edad que hay que cuidarse. (menos sal, menos azúcar, menos grasas, menos fritos, menos queso, menos carne, menos embutidos, menos guisos, menos bebidas con gas, menos vino, menos leche, menos café.,.. coño y entonces que voy a comer:....Potitos bledine, que ricos uhhhh





           Y claro que tengo asumida mi edad, pero cuando la máquina empieza a fallar y no hay repuesto, empieza a ser preocupante el envejecer. Si ya sé que hay muchos jóvenes que lo pasan mal, internados en hospitales, luchando por ganar una batalla a la vida, a esta vida que es como una ruleta de azar; claro que a cada uno le duele lo suyo ¿o no?

           La ventaja de todo esto que me voy a quedar escuálida,  podría anotarme en una agencia de modelos para ir a Cibeles el próximo año, claro que tengo un grave impedimento

¡¡¡¡¡La edad¡¡¡¡

          Y es que pasada la cuarentena, somos mayores para todo que se lo digan a los parados de más de 35 años; en fin que a veces más que vivir sobrevivimos.


          Como podéis comprobar soy rara, y este post también lo es .










          Hoy recibí un correo de Eugenio  el se define como un soñador, y  ¿por qué no decirlo? siempre me pregunta por mis sueños.

        Desde aquí quiero agradecer su correo que con su permiso pego en mi blog





"" Dedicada con cariño para COTÉ y todos los que acaban de sentirse ABUELOS..""





"""¡¡¡¡ Tanto os llevaré ... cuando el viento me lleve!!!""

Me llevaré vuestros besos cuando el viento me lleve

me llevaré vuestras risas y también vuestros juegos

me llevaré vuestras palabras y también vuestros recuerdos

me llevaré vuestros amores cuando el viento me lleve.



Me llevaré vuestros llantos y también vuestras voces

me llevaré vuestros juegos cuando el viento me lleve

me llevaré vuestras llamadas y también vuestros silencios

me llevaré vuestras fiebres cuando el viento me lleve.


Me llevaré vuestros gritos y también vuestras miradas
me llevaré vuestros sueños cuando el viento me lleve
me llevaré vuestras fotos y el olor de vuestro cuerpo
me llevaré vuestras caricias cuando el viento me lleve.

Me llevaré vuestro aliento cuando el viento me lleve
me llevaré vuestras sombras y el de vuestra mirada
me llevaré tanto amor... de vuestros dulces seres ...
que estaré siempre presente ... cuando el viento me lleve.

A mis adorados nietos ALBA NOE y ROBER con todo
     el amor del Abuelo.




VISITAR SU BLOG 

lunes, 19 de noviembre de 2012

Alas de Mariposa





De alas de mariposa
pinté mis sueños.
Ellos vuelan de flor en flor
olores y colores hermosos.

Ellas sienten tu luz
cuando sale el sol.

Cuando cae la noche
regresan para descansar
en mi corazón